jueves, 9 de febrero de 2012

La Judería de Segovia: Abraham Seneor

El rabí Abraham Seneor (Segovia 1412 -1493) es una de las figuras más destacadas de la comunidad judía castellana durante la edad media y, sin duda, la más relevante en toda la historia de la aljama hebrea de Segovia. Fue uno de los grandes cargos de la hacienda del Reino de Castilla (Almojarife), además de Rabino, fue representante de la Comunidad Judía y Banquero, ya que la familia Senior, Senneor o Seneor formaban parte de un importante grupo financiero que hasta fue prestamista de la Corona de Castilla.

Su posición en la corte de los Trastámara era muy importante, su definitivo ascenso político y financiero se produjo durante el reinado de los Reyes Católicos, de quienes fue un leal servidor hasta su muerte, y no se limitó sólo a funciones de recaudador mayor del reino. Por ejemplo intervino en las negociaciones del matrimonio entre Isabel y Fernando, en la reconciliación entre Isabel y su hermanastro Enrique IV, y la entrega del Alcázar de Segovia. Alcanzó un alto nivel de confianza de Isabel, y fue nombrado juez supremo de la aljama de Segovia y "rab do la corte" ("rabí" o "rabino mayor de Castilla"), y fue respetado también por altas instancias como las Cortes de Toledo de 1480. En la Guerra de Granada desempeñó el papel financiero, y realizó gestiones a favor del proyecto de expedición transatlántica de Cristóbal Colón.
Intervino activamente en apoyo de la causa de la comunidad judía, sometida a una presión cada vez mayor. Gracias a sus esfuerzos, se logró recaudar entre las aljamas castellanas una gran suma para, tras la toma de Málaga por los Reyes Católicos, rescatar a muchos judíos por veinte mil doblas jaquesas, embarcándoles posteriormente con destino a África en dos galeras y permitir así la continuidad en el ejercicio de su religión.

Destaca la presencia de un buen número de relaciones personales de Abraham Senior como la de su pariente Andrés Cabrera como mayordomo del Rey Enrique IV de Castilla  y la de la esposa de éste, Beatriz de Bobadilla, como dama de la entonces princesa Isabel.
Tras conseguir retrasar la decisión de los Reyes Católicos de expulsar a los judíos de España durante un largo tiempo y con la definitiva publicación del Edicto de Granada (31 de marzo de 1492), Abraham Seneor solicita su la derogación a cambio de grandes sumas de dinero, o alguna causa para ser excluido. Ante la negativa, Seneor ya anciano de 80 años optó por la conversión con el resto de su familia. Con dicha conversión, los Reyes Católicos, que actuaron como padrinos, esperaron una gran repercusión, por lo que esta ceremonia que se celebró en el Monasterio de Guadalupe un 15 de de junio de 1492, se realizó con mucha pompa y fue muy publicita, como así imaginó Emilio Sala en el cuadro 'Expulsión de los judíos'.

A partir de entonces llevó el nombre cristiano de su padrino, el Rey Fernando, Ferrán, y los apellidos Pérez Coronel o Núñez Coronel (escogido por estar extinto un linaje noble con el apellido de Coronel, aunque hay quien lo interpreta como un mensaje criptojudío). Tras la conversión, con la correspondiente duda por parte de “Cristianos Viejos” y objeto de debate, ocupó a los cargos de regidor de Segovia, miembro del Consejo Real y contador mayor del príncipe don Juan.
Durante la expulsión siguió manteniendo un papel financiero clave en las relaciones con la comunidad judía que debía abandonar España cumpliendo una legislación económica, las llamadas quiebras de los judíos. La salud del financiero debía ser ya precaria a esas alturas pues falleció poco después, probablemente en 1493.
En el Monasterio de El Parral en la misma ciudad donde vivió todavía se conserva la capilla del Calvario, de la familia Coronel, con las tumbas de Abraham (Fernando), la de su hermano Pablo Coronel (Secretario del Cardenal Cisneros y catedrático de hebreo de la Universidad de Alcalá, donde intervino en la Biblia Políglota Complutense) y de su nieta, María Coronel. 

2 comentarios:

  1. Fueran tan amables de informarme de qué documento procede la firma de Abraham Senior y quién es el autor del imaginario rostro. Deseo utilizar las imágenes para un trabajo de investigación y poder citar su origen. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Disculpen, ya vi que el retrato imaginario es de Isaac Abravanel, pero la firma sí es de Abraham Senior. Gracias por su atención.

    ResponderEliminar